NordicaLibros - Novedadeshttp://www.nordicalibros.comwww.nordicalibros.com - NovedadesQuién, qué, cuándo. http://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=570<p style="text-align: center;">SOCIOS Y ESPOSAS,<br /> MUSAS Y AMANTES,<br /> PARIENTES Y AYUDANTES,<br /> VECINOS Y AMIGOS,<br /> INCLUSO UNA QUERIDA MASCOTA.<br /> ESTOS SON LOS H&Eacute;ROES AN&Oacute;NIMOS DE LA HISTORIA</p> <p>&nbsp;</p> <p>Descubra qui&eacute;nes est&aacute;n detr&aacute;s de algunas de las figuras m&aacute;s legendarias del arte, la pol&iacute;tica, la ciencia y la tecnolog&iacute;a en este fascinante compendio de hechos hist&oacute;ricos y datos biogr&aacute;ficos. Como Michael y Joy Brown, que regalaron a Harper Lee el dinero suficiente para que pudiera dedicarse a escribir Matar a un ruise&ntilde;or. O Thomas A. Watson, el ayudante que construy&oacute; el tel&eacute;fono inventado por Alexander Graham Bell. Y Sam Shaw, el hombre cuyas ic&oacute;nicas fotograf&iacute;as ayudaron a Marilyn Monroe a convertirse en el mito que es hoy en d&iacute;a. Cada uno de estos art&iacute;culos est&aacute; firmado por un reconocido analista e ilustrado por un artista de prestigio. Este libro es un homenaje a aquellas personas que ayudan a escribir la historia.</p> Qué, quién, cuándohttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=569<p>Descubra qui&eacute;nes est&aacute;n detr&aacute;s de algunas de las figuras m&aacute;s legendarias del arte, la pol&iacute;tica, la ciencia y la tecnolog&iacute;a en este fascinante compendio de hechos hist&oacute;ricos y datos biogr&aacute;ficos. Como Michael y Joy Brown, que regalaron a Harper Lee el dinero suficiente para que pudiera dedicarse a escribir Matar a un ruise&ntilde;or. O Thomas A. Watson, el ayudante que construy&oacute; el tel&eacute;fono inventado por Alexander Graham Bell. Y Sam Shaw, el hombre cuyas ic&oacute;nicas fotograf&iacute;as ayudaron a Marilyn Monroe a convertirse en el mito que es hoy en d&iacute;a. Cada uno de estos art&iacute;culos est&aacute; firmado por un reconocido analista e ilustrado por un artista de prestigio. Este libro es un homenaje a aquellas personas que ayudan a escribir la historia.</p> Cascanueces y el Rey Ratónhttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=568<p>&laquo;Durante todo el d&iacute;a 24 de diciembre los hijos del consejero m&eacute;dico Stahlbaum no hab&iacute;an podido entrar en la sala principal y menos a&uacute;n en el sal&oacute;n de gala contiguo. Fritz y Marie estaban agazapados en un rinc&oacute;n de la salita de atr&aacute;s; el oscuro crep&uacute;sculo hab&iacute;a hecho ya su aparici&oacute;n y sent&iacute;an mucho miedo, pues, como sol&iacute;a ser habitual ese d&iacute;a, no les hab&iacute;an llevado ninguna luz. Fritz, susurrando en secreto, le cont&oacute; a su hermana peque&ntilde;a (acababa de cumplir siete a&ntilde;os) que, desde por la ma&ntilde;ana temprano, hab&iacute;a estado oyendo ruidos, murmullos y suaves golpes en las habitaciones cerradas. Que no hac&iacute;a mucho un hombrecillo oscuro hab&iacute;a pasado por el pasillo a hurtadillas con una gran caja bajo el brazo, pero que &eacute;l sab&iacute;a de sobra que no era otro que el padrino Drosselmeier&raquo;.</p> <p>As&iacute; comienza el cuento cl&aacute;sico que Hoffmann compuso para los hijos de su amigo Julius Eduard Hitzig: Marie y Fritz, quienes, como se&ntilde;ala la traductora, Isabel Hern&aacute;ndez, en su ep&iacute;logo, &laquo;no son solo ni&ntilde;os, sino que como tales representan algo mucho m&aacute;s valioso y que es ni m&aacute;s ni menos la poes&iacute;a rom&aacute;ntica frente al mundo racional de los adultos&raquo;.</p> Cascanueces y el Rey Ratónhttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=567<p>&laquo;Durante todo el d&iacute;a 24 de diciembre los hijos del consejero m&eacute;dico Stahlbaum no hab&iacute;an podido entrar en la sala principal y menos a&uacute;n en el sal&oacute;n de gala contiguo. Fritz y Marie estaban agazapados en un rinc&oacute;n de la salita de atr&aacute;s; el oscuro crep&uacute;sculo hab&iacute;a hecho ya su aparici&oacute;n y sent&iacute;an mucho miedo, pues, como sol&iacute;a ser habitual ese d&iacute;a, no les hab&iacute;an llevado ninguna luz. Fritz, susurrando en secreto, le cont&oacute; a su hermana peque&ntilde;a (acababa de cumplir siete a&ntilde;os) que, desde por la ma&ntilde;ana temprano, hab&iacute;a estado oyendo ruidos, murmullos y suaves golpes en las habitaciones cerradas. Que no hac&iacute;a mucho un hombrecillo oscuro hab&iacute;a pasado por el pasillo a hurtadillas con una gran caja bajo el brazo, pero que &eacute;l sab&iacute;a de sobra que no era otro que el padrino Drosselmeier&raquo;.</p> <p>As&iacute; comienza el cuento cl&aacute;sico que Hoffmann compuso para los hijos de su amigo Julius Eduard Hitzig: Marie y Fritz, quienes, como se&ntilde;ala la traductora, Isabel Hern&aacute;ndez, en su ep&iacute;logo, &laquo;no son solo ni&ntilde;os, sino que como tales representan algo mucho m&aacute;s valioso y que es ni m&aacute;s ni menos la poes&iacute;a rom&aacute;ntica frente al mundo racional de los adultos&raquo;.</p> Punin y Baburinhttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=566<p>1818-2018</p> <p>BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE IV&Aacute;N TURGU&Eacute;NEV</p> <p>&nbsp;</p> <p>Juan Eduardo Z&uacute;&ntilde;iga se&ntilde;ala en el texto de presentaci&oacute;n de <em>Punin y Baburin</em> (novela in&eacute;dita hasta ahora en castellano) que &laquo;Turgu&eacute;nev fue testigo de la lenta ruina de la nobleza rusa, aunque distanciado de ella por poderosas razones. Distanciamiento que le permiti&oacute; captar los rasgos b&aacute;sicos de los rusos del siglo pasado y, al introducirlos en su literatura, escribir una larga historia que ayuda a conocer los or&iacute;genes de la Rusia actual&raquo;.</p> <p>Esta novela es una de sus obras maestras y es tambi&eacute;n uno de sus textos m&aacute;s autobiogr&aacute;ficos, ya que se basa en su cruel madre y en su abuso de los cinco mil campesinos que pose&iacute;a. Ella ten&iacute;a un poder absoluto sobre ellos y, cuando se disgustaba, les inflig&iacute;a severos castigos, incluso flagel&aacute;ndolos hasta la muerte. Algunos cr&iacute;ticos han teorizado sobre si las historias de Turgu&eacute;nev no eran en realidad instrumentos para liberar a los siervos, pues consiguen &laquo;poner luz en las tinieblas de su tiempo&raquo;.</p> La huída de Peggy Suehttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=565<p>Qu&eacute; hace una vaca subida en una moto? Huir, huir como alma que lleva el diablo del matadero, al lugar donde las vacas tienen derechos y pueden vivir libremente, India. El camino no ser&aacute; f&aacute;cil y Peggy Sue y su peque&ntilde;a amiga, a la que encuentra en su fren&eacute;tica huida, trabajar&aacute;n sin descanso en su espect&aacute;culo M&uacute;sica y equilibrios y recorrer&aacute;n las carreteras haciendo autostop. Todo vale, porque como dice Peggy: &laquo;Toda piedra, sea grande o peque&ntilde;a, hace pared&raquo;.</p> <p>Un delirante viaje de Federico Delicado en el que no sabemos d&oacute;nde termina la realidad y empieza la fantas&iacute;a.</p> Punin y Baburinhttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=564<p>Juan Eduardo Z&uacute;&ntilde;iga se&ntilde;ala en el texto de presentaci&oacute;n de Punin y Baburin (novela in&eacute;dita hasta ahora en castellano) que &laquo;Turgu&eacute;niev fue testigo de la lenta ruina de la nobleza rusa, aunque distanciado de ella por poderosas razones. Distanciamiento que le permiti&oacute; captar los rasgos b&aacute;sicos de los rusos del siglo pasado y, al introducirlos en su literatura, escribir una larga historia que ayuda a conocer los or&iacute;genes de la Rusia actual&raquo;. Esta novela es una de sus obras maestras y es tambi&eacute;n uno de sus textos m&aacute;s autobiogr&aacute;ficos, ya que se basa en su cruel madre y en su abuso de los cinco mil campesinos que pose&iacute;a. Ella ten&iacute;a un poder absoluto sobre ellos y, cuando se disgustaba, les inflig&iacute;a severos castigos, incluso flagel&aacute;ndolos hasta la muerte.</p> Esto es Londreshttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=563<p><em>Esto es Londres</em> es el segundo de los &aacute;lbumes creados por Miroslav Sasek. Un recorrido por la ciudad brit&aacute;nica en el que descubriremos sus lugares icono as&iacute; como los aspectos m&aacute;s extra&ntilde;os de sus habitantes. Un paseo lleno de color por Picadilly Circus, Trafalgar Square o la National Gallery.</p> <p><em>Voy a una ciudad que nunca antes he visitado. Empiezo yendo a ver las cosas sobre las que he o&iacute;do o le&iacute;do &ndash;monumentos, paisajes, lugares concretos de inter&eacute;s&ndash;. Una cosa lleva a la otra hasta que el libro est&aacute; terminado. En realidad lo que hago es correr del hotel a alg&uacute;n lugar y luego de vuelta a mi hotel.</em><br /> Miroslav Sasek</p> Esto es Paríshttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=562<p>Miroslav Sasek logr&oacute; plasmar el esp&iacute;ritu de ciudades y pa&iacute;ses a trav&eacute;s de sus reconocibles y maravillosas ilustraciones. Su serie de libros Esto es&hellip; comenz&oacute; con Esto es Par&iacute;s, que se public&oacute; por primera vez en 1959. Surgi&oacute; durante un viaje de varias semanas a la ciudad francesa. En &eacute;l capta las impresiones que le transmite la ciudad, recreando su atm&oacute;sfera llena de vida con iron&iacute;a y humor, as&iacute; como las costumbres de sus habitantes.</p> <p><em>Quer&iacute;a pintar Par&iacute;s de una manera completamente diferente... Par&iacute;s, c&oacute;mo es realmente. Como lo vi cuando vine por primera vez, y tambi&eacute;n como lo veo ahora&raquo;. Con todo ello, transport&oacute; a sus j&oacute;venes (y no tan j&oacute;venes) lectores a ciudades, pa&iacute;ses y lugares de todo el mundo: Londres, M&uacute;nich, Roma, Nueva York, San Francisco, Cabo Ca&ntilde;averal, Hong Kong, Australia, Israel...</em><br /> Miroslav Sasek</p> Preferiría ser amadahttp://www.nordicalibros.com/ficha.php?id=561<p>Emily Dickinson fue tejiendo un tipo de &eacute;pica basada en la gloria de lo peque&ntilde;o, el misterio de lo cotidiano, la universalidad de lo dom&eacute;stico y de lo privado, la insuperable incomprensibilidad de lo inmediato. En esta antolog&iacute;a hemos reunido poemas, cartas y tambi&eacute;n, y por primera vez en castellano, los envelope poems de la poeta de Amherst, breves poemas que, de un modo a veces dif&iacute;cilmente perceptible, con el mismo sigilo espectacular con el que ella viv&iacute;a, escribi&oacute; en los sobres de las mismas cartas, se discute si como complemento a los mismos, o como adorno, o, para los m&aacute;s noveleros, como misteriosa contrase&ntilde;a. &nbsp;<br /> La ilustradora Elia Mervi ha jugado con resultados maravillosos con esos originales, incluy&eacute;ndolos en sus dibujos de formas estimulantes y, sin duda atrapada por el esp&iacute;ritu de la poeta, llenas de significados o sugerencias.</p>